OBEDIENCIA… MI MEJOR ADORACIÓN.

0
72

¿QUE ES LA OBEDIENCIA?

Obedecer significa hacer la voluntad del que manda. Es un valor fundamental no sólo de la familia, célula base de la sociedad, sino de la sociedad misma que se vale de leyes para conseguir la convivencia armónica de sus miembros.

En el plano religioso, las congregaciones, que tienen como carisma la vida fraterna, se comprometen, con voto, a obedecer al superior en cuya voluntad quieren descubrir la voluntad de Dios.

La Iglesia Católica se funda también en la obediencia a Cristo y a su Vicario en la tierra: el Papa, quien con los obispos dirige la Iglesia. Vicario significa el que hace las veces de. Por eso, cuando los católicos obedecemos, sabemos que es a Cristo a quien obedecemos.

Dios sonríe cuando le obedecemos de todo corazón, esto es, hacer cualquier cosa que Dios pide sin titubeos ni reservas, no dejas las cosas a la desidia diciendo “voy a orar al respecto”, obedeces inmediatamente. Todos los padres saben que la obediencia retrasada en realidad es desobediencia.

Dios no tiene que darnos ninguna explicación por las cosas que nos pide hacer, entender sus razones puede esperar, obedecerle no. La obediencia instantánea te enseñara mas de Dios que una vida entera de discusiones bíblicas, es más, nunca podrás comprender algunos mandamientos hasta que primero los obedezcas, la obediencia es la llave para comprenderlos.

“Dios mío, enséñame a cumplir tus mandamientos, pues obedecerlos me hace feliz; ¡los cumpliré toda mi vida! Aclara mi entendimiento, y los seguiré de todo corazón.” (Salmos 119:33-35)

A menudo le ofrecemos a Dios una obediencia parcial, queremos escoger los mandamientos a obedecer, hacemos una lista de los mandamientos que nos gustan y los obedecemos ignorando aquellos que consideramos irrazonables, difíciles, de alto precio o no populares. Voy a ir a la iglesia pero no voy a diezmar, voy a leer la biblia pero no voy a perdonar a los que me han lastimado. Sin embargo la obediencia parcial, es desobediencia.

La obediencia de todo corazón se lleva a cabo con gozo y entusiasmo, la biblia dice, “¡Sirvan al Señor con alegría!”
Esta es la actitud de David: ” Dios mío, enséñame a cumplir tus mandamientos, pues obedecerlos me hace feliz; ¡los cumpliré toda mi vida! Aclara mi entendimiento, y los seguiré de todo corazón.” (Salmos 199:33)

Santiago, al enseñar a unos cristianos, les dijo, “…Dios aprueba a un hombre no solamente por la fe que tenga, sino también por lo que haga”. (Santiago 2:24)

“Ahora pues, hijos, escuchadme, porque bienaventurados son los que guardan mis caminos. Escuchad la instrucción y sed sabios, y no la menospreciéis. Bienaventurado el hombre que me escucha, velando a mis puertas día a día, aguardando en los postes de mi entrada”. Proverbios 8:32-34

La palabra de Dios es clara al decir que no podemos ganarnos la salvación, solo la obtenemos por gracia, no por nuestros esfuerzos. Como hijo de Dios. Tú traes placer a tu padre celestial a través de la obediencia, cualquier acto de obediencia también es un acto de adoración.

¿Por qué la obediencia es tan placentera para Dios?, porque prueba que en verdad le amas, Jesús dijo, ” Ustedes demostrarán que me aman, si cumplen mis mandamientos.” (Juan 14:15)

www.radiocristo.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí