Levántate

0
76

Levántate :
Hace unos años fui a visitar a un amigo. Sabia que estaba pasando un mal tiempo así que quise ir y pasar un rato con el. Tenia problemas en su matrimonio, por lo que su esposa y sus hijos se habían ido de casa. Desde el momento en que entre por la puerta pude percibir lo descuidada que estaba la casa. Mal olor, telarañas y mucho polvo.

El hombre no solo estaba pasando por un momento amargo en su vida sino que todo su entorno se había contaminado. Después de conversar un rato le hice la siguiente pregunta. – ¿Qué pasaría si tu esposa decide volver y al entrar por esa puerta encuentra tu vida así tan descuidada? ¿Crees que se querrá quedar?

Muchas veces dejamos que nuestros problemas y situaciones contaminen nuestro entorno. Nuestro corazón se ve reflejado en nuestro alrededor. Con nuestras acciones, nuestras palabras, hasta en nuestra forma de mirar la gente se puede dar cuenta si hay basura y descuido en nuestro interior.

Haz que en vez de lástima, te tengan respeto. Cuando por los años no puedas correr, trota. Cuando no puedas trotar, camina. Cuando no puedas caminar, usa el bastón !Pero nunca te detengas! Es hora de reparar todo aquello que se ha dañado con el paso del tiempo. Si hay que pedir perdón este es el momento…

Por más positivo que pienses y actúes no creo que te ayude mucho. Entrégale tu corazón a Dios y Él te dará las fuerzas necesarias cuando quieras rendirte. “Pero los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas; se remontarán con alas como las águilas, correrán y no se cansarán, caminarán y no se fatigarán”. (Isaías 40:31)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí