jueves, febrero 22, 2024
InicioVida CristianaEL MILAGRO DE LAS ROSAS

EL MILAGRO DE LAS ROSAS

El milagro de las rosas es un milagro católico en el cual las rosas anuncian la presencia o actividad de Dios. Es presentado como un milagro en varias hagiografías y leyendas de diversas maneras. Está relacionado con diferentes personajes tales como Santa Isabel de Hungría (1207-1231). Santa Isabel de Portugal (1271- 1336) o Nuestra Señora de Guadalupe (aparición de 1531).

Siendo ya un símbolo de amor en Grecia y en la literatura romana, en la edad media la rosa se convierte en parte de la simbología cristiana. En el siglo XX llega a ser parte de los placeres del Jardín del Edén, la rosa roja también simboliza el dolor de la Pasión de Cristo y el martirio en general. Es en este periodo, de la Edad Media, es en el que el milagro de las rosas aparece en sus diferentes variantes, comúnmente como un símbolo de feminidad, ya sea por la presencia de la Virgen María o porque las rosas aparecen en las manos de una mujer.

LA LEYENDA

En su versión más característica la leyenda lo cuenta así: un día la joven piadosa Santa Isabel, en compañía de una o más de sus sirvientas, descendió del Castillo Wartburg al poblado de Eisenach ubicado camino abajo del castillo. Cargaba carne, huevos y pan bajo su manto que lo había tomado del castillo para distribuirlos entre los pobres, aun en contra de los deseos de su familia, quienes no veían con buenos ojos ese comportamiento. A la mitad del camino e inesperadamente se encontró con su marido Ludwing IV de Thuringia quien le preguntó, viendo el bulto bajo su manto, qué estaba cargando. Ella apenada y sin palabras, acorde a su personalidad, no dijo nada. Ludwing abrió su manto y para su sorpresa (en algunas versiones esto ocurre en lo más crudo del invierno) sólo contenía un ramo de rosas.

NUESTRA SEÑORA DE GUADALUPE

La historia de Nuestra Señora de Guadalupe es completamente diferente de las anteriores aunque en esta de nuevo la milagrosa presencia de las rosa en medio del invierno es una señal divina. Esta historia habla de una aparición mariana, Nuestra Señora de Guadalupe, encontrada en un el cuadernillo Nican Mopohua de 1556, que supuestamente sucedió en 1531. La historia habla de un indígena mexicano llamado Juan Diego, a quien la virgen eligió para llevar un mensaje a un obispo indispuesto. “Aquí oiré su llanto, su dolor y remediare y aliviare todos sus múltiples sufrimientos, necesidades e infortunios”.

El obispo no creyó en la historia de Juan Diego. El regresó al campo donde la virgen apareció de nuevo dándole el mismo mensaje, Juan Diego volvió con el obispo obteniendo los mismos resultados y con la advertencia de que tenía que llevar pruebas si quería que le creyera. En su cuarta aparición, la virgen guía a Juan Diego a unas “flores de castilla”, la cuales él recoge y guarda en su manto. (La idea de que eran rosas de castilla se agrega posteriormente) esta vez el obispo se convence, especialmente cuando una imagen de la Virgen aparece milagrosamente en el Manto de Juan Diego.

RELATED ARTICLES

4467 COMENTARIOS

- Advertisment -

Recientes